Oct 28

Animales transgénicos que quizá no conocías

 

Animales transgénicos que quizá no conocías

Estas prácticas están siendo cuestionadas por varias razones: que no se respeta los derechos de los animales, que se los manipula de forma que se crean seres “artificiales” o que algunos de estos individuos podrían terminar en nuestros platos de comida y aun no se conoce cuáles pueden ser las consecuencias para nuestro organismo si consumimos OMG (organismos genéticamente modificados).

Este artículo es meramente divulgativo, ya que entendemos que nos guste o no, la existencia de estos animales genéticamente modificados (y la de muchos más) es una realidad y es nuestro deber informar de ello.

Enviropig

Enviropig, también conocido como Frankenswine, es un tipo de cerdo que se ha modificado genéticamente: contiene ADN de ratón y de E. Coli. Ello le permite procesar y digerir mejor el fósforo y se ha creado con la idea de no solo no tener que darle fósforo adicional, sino que sus excrementos sirvan como abono sin que el exceso de este elemento acabe en los mares y ríos y afecte negativamente al medio ambiente y a otros animales.

Cabras “tela de araña”

La seda de la tela de las arañas es muy valiosa por su fuerza y flexibilidad, por lo que si se consiguiera producir en cantidades más grandes sería un producto muy útil para el ser humano. Esta es la premisa para la creación de esta cabra, a la que Nexia Biotecnologías concibió para producir la proteína de las telas de araña en su leche. Para ello insertaron un gen de las arañas en los óvulos y los fecundaron.

Salmones

AquaBounty creó un salmón que es capaz de desarrollarse dos veces más rápido, a pesar de tener el mismo olor, color, textura y sabor del estándar. Esto se consiguió agregando al salmón del Atlántico la hormona de crecimiento del salmón Chinook y un activador de la misma del abadejo del océano. La variedad se llama salmón AquAdvantage y Canadá lo aprobó a principios de este año como “apto para el consumo humano”.

Vacas

Las vacas son conocidos por su alta producción de metano, el segundo factor de mayor incidencia en el efecto invernadero. Debido a su proceso de digestión hay una bacteria que causa la súper producción gaseosa. Los investigadores del departamento de Agricultura de la Universidad de Alberta identificaron esta bacteria y crearon ganado que produce hasta un 25% menos de metano que las vacas promedio.

También hay vacas que están siendo modificadas genéticamente con el fin de aumentar la producción de carne: son animales con poco pelo y un desarrollo muy acusado de la musculatura, que es en definitiva lo que nos comeremos si se les da el visto bueno para consumo humano.

Mosquitos

Algunos mosquitos fueron diseñados como una manera de combatir la malaria que causa un millón de muertes al año. El problema es que los mosquitos también son parte de un ecosistema y si desaparecieran afectarían a otros animales que se alimentan de ellos.

Por esto se crearon mosquitos resistentes al Plasmodium, el parásito que provoca la enfermedad y que transmiten esta característica a su descendencia y también otros que se mueren en cuanto están a punto de llegar a la madurez sexual.

Los caballitos de mar de oro

Este es el primer animal genéticamente modificado que se produce en Vietnam y consiste en un caballito de mar al que se le insertó en sus genes una mezcla de proteínas de medusa y polvo de oro. Se venden como mascotas y tienen gran aceptación.

Peces y ranas transparentes

La justificación de la creación de estos peces y anfibios cuya piel es absolutamente transparente, es que ya no será necesario hacer vivisecciones para saber cómo funcionan sus órganos, ya que éstos se distinguen claramente a través de la epidermis.

Pollo sin plumas

La idea es que, si los pollos no tienen plumas resultarán más fáciles de procesar, serán más baratos y no contaminarán tanto. Pero los científicos de Israel siguen trabajando en su prototipo, porque la ausencia total de plumas es un inconveniente a la hora de la protección del animal contra parásitos o inclemencias del tiempo.

Conejos fosforescentes

Eduard Kac utilizó la ingeniería genética para hacer “obras de arte” vivas. Alba es su creación más famosa; un conejo albino que se ilumina con luz fosforescente. Un instituto de investigación francés inyectó proteína fluorescente de medusas en un óvulo que luego fue fertilizado. La “obra” conmociono al público que le reprochó al “artista” su idea de llevar el arte a traspasar los límites de la ética.

Gatos brillantes

Los gatos que brillan en la oscuridad fueron desarrollados como una forma de luchar contra el virus de la inmunodeficiencia felina (VIF), que, por lo general afecta a los gatos asilvestrados, aunque ya es un problema real entre los domésticos.

Científicos americanos y japoneses modificaron los genes de los gatos para ayudarles a resistir el FIV. Con el fin de “marcar” las células más fácilmente, también introdujeron una proteína fluorescente verde, que les permite seguir el desarrollo de este gen resistente mediante un examen bajo el microscopio. Los gatos son normales durante el día, pero a veces brillan en la noche.

Ecoticias

Leave a Reply

Your email address will not be published.